¿Cómo hacer de la lectura un hábito amigable?

¿Cómo hacer de la lectura un hábito amigable?

El CNC pretende, a través de programas de rutinas multidisciplinarias, que los estudiantes desde temprana edad creen hábitos que les permitan desarrollar su autonomía, convertirse en seres humanos más seguros de sí mismos y de sus capacidades. 

Este criterio de independencia nace de la necesidad del Colegio Nuevo Campestre de formar seres preparados para la vida que sean capaces de asumir los retos del siglo XXI y valorar sus posibilidades de éxito. 

Un niño autónomo no solamente se caracteriza por su gran independencia de su núcleo familiar, sino también de su iniciativa por conocer y aprender de su entorno para así mismo enfrentarse a él.  La lectura permite que su conocimiento madure y que su respuesta al mundo sea más clara  y determinada, pero animar a un niño a buscar su propio conocimiento puede ser una tarea difícil. 

En el CNC el Programa de Animación a la Lectura (PAL), fomenta en los estudiantes el hábito de lectura permitiendo que reconozcan el acto de leer como parte fundamental para adquirir conocimiento. 

La idea del PAL es mostrar otra perspectiva a los estudiantes para que puedan abordar el proceso de lectura de una manera más amigable y didáctica. Además, se pretende que los niños aprendan el valor de conocer y leer textos específicos, diferentes a la literatura, como en las áreas de Ciencias Sociales, Ciencias Naturales y Matemáticas.

Todo este proceso se realiza mediante un animador (docente) para la lectura, quien se encarga de que la aprehensión de los estudiantes sea más práctica. Este animador se encarga de guiar la lectura y detectar a partir de ella conocimientos previos, durante y después de esta. 

En el caso de las prácticas formativas de prelectura, el animador por medio de cuestionamientos busca activar los conocimientos previos y formular los propósitos del texto que se presentan.

Después de encontrar el propósito principal para la lectura, es momento de enfrentarse al texto y comenzar a desarrollar las prácticas durante la lectura, las cuales desarrollan en los estudiantes las primeras preguntas, creación de supuestos o conjeturas y un gran sentimiento de expectativa frente a la lectura. 

Por último, después de entrar en relación con la lectura se culmina esta etapa con las prácticas formativas de post lectura. Al concluir el acto de leer, esto deja como consecuencias la creación de conceptos, juicios y razonamientos y a partir de ellos cada estudiante es capaz de crear su propia cosmovisión y compartirla con sus compañeros. 

Por medio de este gran proyecto, queremos que los estudiantes campestrinos busquen y encuentren el mejor método para que ellos mismos puedan entender y disfrutar de la lectura, brindándoles diferentes formas de interpretación. 

De esta manera, el PAL pretende formar lectores críticos, conscientes de reconocer la lectura y que desarrollen la habilidad de comparar, definir, argumentar y observar, convirtiéndose en seres reflexivos frente a su realidad. 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *