Así vivimos la alternancia educativa en el CNC

Así vivimos la alternancia educativa en el CNC

Esta innovadora modalidad de estudio provocó que las instituciones educativas transformarán de manera positiva sus dinámicas y prácticas de estudio, además, logró transformar métodos de evaluación y modelos de enseñanza. 

La alternancia en el CNC comenzó a raíz de un Plan Piloto de Alternancia con los grados décimo y undécimo en el mes de octubre de 2020. Gracias a este plan se incorporó a la plataforma de bienestar protocolos de bioseguridad diseñados para prevenir y cuidar de la salud de toda la comunidad campestrina. 

En el caso del distanciamiento social, el colegio señaliza todas sus instalaciones cumpliendo con los dos metros de distancia, además, se aseguró que cada estudiante, docente y funcionario utilizará su careta junto al tapabocas como método de seguridad.

Por medio de campañas de concientización se desarrolló en toda nuestra comunidad el hábito de lavarse las manos de manera constante. Respondiendo a la necesidad de la desinfección y aseo continuo, se ubicaron lavamanos portátiles en puntos estratégicos del colegio.

También, se instauró de manera constante la toma de temperatura en horas específicas de la jornada escolar, con el fin de mantener un control de los estudiantes y docentes que tenían alternancia. 

Luego de esta primera etapa, el colegio tomó la decisión de implementar la alternancia desde transición hasta secundaria y por esta razón, se integraron otras medidas de bioseguridad con el fin de que los estudiantes y padres de familia se sintieran más tranquilos y felices en esta modalidad. 

Cada grupo de alternancia realizó un recorrido de reconocimiento de las instalaciones, con el fin de que identificaran sus espacios de estudio y recreación adecuados a las normativas de bioseguridad.

El CNC decidió armonizar de manera segura los espacios sociales con el fin de no perder el contacto interpersonal entre los miembros del CNC, por ejemplo, en la cafetería y el restaurante las mesas están divididas por un separador transparente el cual permite compartir en las horas de descanso hablando frente a frente. 

Por otro lado, las zonas verdes de recreación fueron sectorizadas para que en las horas de descanso los estudiantes puedan compartir solo con sus compañeros de grado. En estos tiempos de receso los estudiantes están acompañados por sus directores de grupo y coordinadores para hacer que su hora de descanso sea divertida sin descuidar la seguridad de cada uno. 

En este momento, el colegio cuenta con el 64% de nuestra comunidad estudiantil en modalidad de alternancia, permitiendo retomar de manera gradual las actividades presenciales de los estudiantes, brindando un espacio no solo para aprender sino para reencontrarse con sus amigos y profes de una manera segura. Enseñando a través de experiencias que dejan huella la nueva realidad a la cual se están enfrentando y brindado un amor de hogar dispuesto a servir con el alma en futuras situaciones que se presenten a lo largo de esta pandemia que ha logrado transformar las dinámicas de aprendizaje, enseñanza y vivencias. 

One Comment
  1. Buen día. Me han parecido excelentes las propuestas de bioseguridad del colegio… Me parecen bastante acertadas, pero quisiera saber si han pensado en que los niños vayan mas días a la semana al colegio. Gracias

Comments are closed.